Ortodoncia Lingual

¿Necesitas ortodoncia pero no puedes permitirte ese impacto a tu imagen de llevar brackets en los dientes? ¿Estás especialmente preocupado por ocultar tu ortodoncia a los demás y llevarla prácticamente en secreto? Si es así, sin duda este artículo sobre la ortodoncia lingual es ideal para ti.

Aquí vas a aprender todo lo que necesitas saber sobre este tratamiento y podrás valorar si realmente es el adecuado para ti o si es mejor revisar otras opciones. Atiende porque seguro que te interesa.

¿Qué es la Ortodoncia Lingual?

Hay quien piensa que se trata de brackets que se colocan en la lengua y solo con pensarlo ya se echan a temblar, pero calma, que no es nada de eso.

Como ya sabrás, la ortodoncia normalmente se coloca en la parte externa de los dientes, es decir, la parte de delante, la que se ve.

La peculiaridad de la ortodoncia lingual es que se coloca en la parte interna de los dientes, así que está en contacto permanente con la lengua y de ahí su nombre.

Si te preguntas el porqué de este método, te adelantamos que es simplemente por cuestión de estética. No hay razones especiales para poner los brackets en esa zona salvo para llevarlos escondidos y que así nadie sepa que llevas ortodoncia.

Ventajas de la Ortodoncia Lingual

Desde aquí solo vemos una ventaja a la ortodoncia lingual respecto a los demás tipos de ortodoncia disponibles en el mercado en la actualidad.

Está totalmente Oculta a la Vista

Si quieres mantener en secreto tu ortodoncia y que nadie se entere de que la llevas. Si quieres poder salir en cualquier foto sonriendo sin que se vean tus “hierros”. O poder hablar con conocidos y descocidos con la tranquilidad de que tu ortodoncia no llama la atención lo más mínimo, los brackets linguales son lo único que te lo garantiza hoy en día.

Desventajas de la Ortodoncia Lingual

Como verás a continuación, tenemos la lista de desventajas es más extensa que la anterior, pero eso no quiere decir que sea malo, simplemente que debes tener todo esto presente a la hora de elegir.

Suele ser un poco Molesta

Los primeros días, o incluso las primeras semanas, es posible que experimentes cierta incomodidad. Piensa que vas a tener fijado a tus dientes un aparato dental de manera permanente. Vas a notar que tienes un elemento externo en continuo contacto con tu lengua. Seguramente adquieras ciertas manías a la hora de recorrer el aparato con tu lengua, pero tranquilo, que te acabarás acostumbrando.

Piensa que esto es algo normal en cualquier tipo de ortodoncia. Si fuesen brackets normales colocados en la cara externa de los dientes, también deberías acostumbrarte a ellos. Simplemente cambiarán las sensaciones, pero el periodo de adaptación siempre vas a tener que pasarlo te elijas la ortodoncia que elijas.

Al principio puede Interferir en tu Forma de Hablar

La ortodoncia va a afectar a cualquier acción que llevemos con la boca, eso es cierto. Pero también es cierto que para hablar necesitamos la lengua, y que esta ortodoncia está en un punto clave para “molestar”.

Esto es algo a lo que también deberás acostumbrarte, y tranquilo porque todo el mundo se acaba adaptando. Pero sí que es algo curioso que debes tener en cuenta antes de empezar el tratamiento.

Piensa que la lengua suele colocarse en diferentes posiciones para crear los sonidos a la hora de hablar. Seguramente cuando pronuncies letras como la “R”, “D”, “L”, “N” o “T” que necesitan apoyar la lengua en la zona en la que se encuentran los brackets linguales sientas alguna incomodidad.

Si esto ocurre que sepas que es algo normal. Hay personas que desde el primer momento de ponerse ortodoncia lingual apenas se les nota en el habla. Hay otras que los primeros días pronunciarán de forma extraña. Pero sea como sea, repetimos que al final te acostumbrarás a ese cuerpo extraño que está en tu boca y hablarás como siempre.

Puede provocar Heridas

Al igual que en el punto anterior, esto es algo que también pasaría con los otros brackets, pero ahora cambiaría la zona afectada.

En el caso de la ortodoncia lingual, las heridas pueden salir principalmente en la lengua. Pero también en diferentes zonas de la cara interna y mucosas que se pueda irritar por el roce. Por lo general salen en las primeras semanas, pero una vez te has acostumbrado a convivir con tu aparato dejarán de salirte heridas.

Es difícil encontrar Clínicas de Ortodoncia Lingual

Esta ortodoncia es diferente a las clásicas. Solo los ortodoncistas que se hayan formado para utilizar este sistema podrán realizara de manera eficaz y segura. Esto significa que no todos los dentistas tienen formación ni utilizan este sistema.

Con este panorama, está claro que va a ser más complicado encontrar una clínica de confianza que trabaje con ortodoncia lingual. Seguramente si estás en una ciudad grande encontrarás clínicas dentales que ofrezcan el tratamiento de incógnito, pero si estás en una ciudad más bien pequeña, con menor número de clínicas, puede que te lleves la sorpresa de que ninguna de las clínicas de tu ciudad utiliza la ortodoncia lingual.

Esto es algo a tener en cuenta. Si realmente quieres usar este método, debes mentalizarte de que tal vez te toque viajar, y si es así, debes tener también presente el siguiente punto.

Requiere más Visitas a la Clínica

Deberás acudir a revisión como mínimo una vez al mes. Además, el tiempo de la visita va a ser más largo de lo habitual que con otras ortodoncias debido a la dificultad de trabajar en la cara interna de los dientes.

Si como decíamos antes, no hay clínicas que trabajen esta clase de ortodoncia en tu ciudad y necesitas viajar, deberás contar que al menos una vez al mes te tocará acudir a revisión y hacer el viaje. Así que en tus cálculos tendrás que contar no solo el tratamiento en sí, sino el tiempo y el dinero que te va a llevar hacer esos viajes mensuales a lo largo de todo el tratamiento.

Precio de la Ortodoncia Lingual

Vale, todo muy bonito, pero ¿cuánto cuesta la ortodoncia lingual? Este sea probablemente uno de los factores que más influya en tu decisión. Su precio se mueve entre 4.500 – 7.000€ (En algunos casos puede que más).

Si quieres valorar mejor el tema del precio, te recomendamos leer este artículo.

Nuestra Opinión y Consejos sobre la Ortodoncia Lingual

Sin duda se trata de una modalidad de ortodoncia muy original. Reflejo de la sociedad en la que vivimos donde la imagen y la apariencia juega un papel tan importante que terminan surgiendo opciones como esta en la que de una vez por todas el paciente puede llevar su ortodoncia fija sin que nadie se entere.

Aun así, el plus de este sistema que requiere que los profesionales se formen para poder usarlo. La escasez de clínicas que lo utilizan con garantías. Y tal vez el factor más decisivo que es el precio del tratamiento, hagan que no sea un tratamiento muy utilizado.

La mayoría de pacientes de clase media que acuden a clínicas dentales para hacerse una ortodoncia suelen elegir tratamientos más clásicos. Puede que sea porque están al alcance de más gente, pero tratamientos como los brackets autoligables o los de zafiro tienen mucha más demanda que los linguales.

De todas formas es un tratamiento que está ahí para quien lo necesite, así que ahora te damos algunas sugerencias sobre la ortodoncia lingual.

Elige Siempre el Sistema Incógnito

Si hablamos de colocar brackets en la zona lingual, lo ideal sería utilizar el sistema incógnito de la marca 3M. No es que queramos promocionar nada, es que simplemente dan mucha más seguridad porque son brackets personalizados para cada uno de tus dientes y tienen una forma mucho más plana para ocupar menos espacio. Al mismo tiempo facilitarán los movimientos y los ajustes del aparato, que estando en esa zona de difícil acceso es algo que siempre viene bien.

En una zona tan sensible como esta, no conviene utilizar brackets normales porque ocuparán más espacio y serán aún más molestos. Ya te avisamos que hay clínicas que hacen ortodoncia lingual con brackets normales simplemente poniéndolos en la parte interna y listo.

Nuestro consejo, como te decimos, que es si de verdad estás dispuesto a pagar lo que vale este tratamiento, lo hagas de manera adecuada y no intentando buscar atajos incómodos.

Las clínicas que usan el sistema incógnito suelen ser bastante modernas y estar bien preparadas en cuanto a instalaciones y material. Debido a esto por norma general podrás confiar en ellas.

¿Cómo es la Higiene Dental con Ortodoncia Lingual?

Hay quien dice que los brackets linguales ayudan a mantener una correcta higiene mucho mejor que los brackets colocados en la zona frontal. La razón es que el contacto constante con la saliva y la lengua ayuda a reblandecer y retirar los restos de comidas y bebidas que puedan quedar en el aparato.

Pero al contrario, también hay quien dice que al estar en la cara interna, es más difícil acceder con el cepillo a todas las parte del aparato para retirar los residuos.

Nuestra opinión: Ambos tienen razón. Lo que gana por un lado al tener la ayuda de la lengua como agente limpiador, lo pierde con la dificultad de acceder al aparato en el cepillado. La conclusión es que no hay diferencia entre la higiene con brackets linguales y brackets normales, porque estos aspectos vienen a ser que “lo comido por lo servido”.

¿Cuándo se Recomienda?

Como ya has podido comprobar, la ortodoncia lingual de incógnito es un tratamiento que no está al alcance de todo el mundo. La primera impresión es que tu ortodoncia estará oculta y nadie la notará, y eso despierta mucho interés, pero hay más cosas.

Si te fijas en el precio, verás que es un gasto importante en comparación con otros sistemas. También debes fijarte en los esfuerzos adicionales que vas a tener que realizar (en forma de numerosas y más largas revisiones periódicas). Todo eso contando con que tengas la suerte de vivir en una ciudad que utilice este sistema.

Visto este escenario, nosotros solo recomendamos esta ortodoncia si por motivos laborales necesitas ocultar tu ortodoncia. Es decir, si vives de tu imagen porque eres actor, modelo, o tienes cualquier otro trabajo que te lo exija, la ortodoncia lingual te puede venir muy bien. Puedes tomártela como una inversión que no afectará a tu trabajo.

También la recomendamos si por tu situación financiera no te supone un esfuerzo demasiado grande y prefieres llevar tu ortodoncia con total discreción.

En cualquier otra situación, recomendaríamos utilizar métodos más asequibles ya que realmente no es necesaria en absoluto, sino más bien un lujo para quien quiera y pueda permitírselo.