La ortodoncia lingual es un sistema novedoso de ortodoncia que utiliza brackes linguales. Estos brackets se colocan en la cara interna de los dientes, en lugar de la externa donde se ponen habitualmente. Al estar en la cara posterior, se encuentran en contacto con la lengua, de ahí su nombre. Otras formas de llamar a esta técnica son brackets internos, brackets incógnito o incluso «brackets por dentro».

Los brackets linguales sirven para tratar los mismos problemas que cualquier otra ortodoncia con brackets. Incluso en algunos casos la técnica lingual ofrece ventajas mecánicas con respecto a los otros tipos de ortodoncia a la hora de aplicar las fuerzas para realizar las modificaciones necesarias, como en la sobremordida.

Cualquier persona puede utilizar la ortodoncia lingual, desde adolescentes hasta adultos. Al ser una ortodoncia que no se ve, permite al paciente lucir su sonrisa y hablar de la misma forma que antes de poner los brackets, por lo que el tiempo en que el paciente conviva con la ortodoncia será muy cómodo en este sentido.

 

 

Los brackets linguales son especiales, pues tienen un grosor mínimo y están fabricados a medida para cada diente específico del paciente. Esto ayuda a que ocupen el menor espacio posible en la boca. Además, tienen un sistema de colocación del arco de metal muy sencillo de poner y quitar. El ortodoncista puede realizar los cambios oportunos en las consultas periódicas de manera mucho más rápida y cómoda y así las visitas serían más cortas.

Al estar hechos a medida, los brackets linguales permiten ajustar mejor el arco metálico que va a ejercer las fuerzas. Esto hará que en algunos casos los tiempos de tratamiento se reduzcan.

¿Cómo funciona la Ortodoncia Lingual?

Esta clase de ortodoncia funciona igual que cualquier otro tipo de ortodoncia con brackets, tanto en su colocación y retirada como en los ajustes periódicos del arco de metal. Para saber más sobre estos procesos puedes pinchar AQUÍ.

A continuación tienes un vídeo de menos de un minuto con el avance del tratamiento a cámara rápida para que puedas ver el  los resultados de la ortodoncia lingual antes y después:

Ventajas de la ortodoncia lingual

Esta clase de ortodoncia es la más compleja y sofisticada del mercado. Esto lógicamente debe traer algunas ventajas que hagan que merezca la pena. Veamos ahora algunos de los beneficios más importantes con respecto a otras clases de ortodoncias:

  • Estéticamente, la ortodoncia lingual es la mejor ortodoncia posible del mercado. La ortodoncia invisible Invisalign es la única opción que le hace sombra. La ortodoncia lingual simplemente no se ve, ya que usa brackets por dentro. Esto da mucha seguridad al paciente en su vida diaria a lo largo de los meses que dure el tratamiento. Si alguna vez has querido saber cómo ocultar los brackets, esta es sin duda la mejor forma de hacerlo.
  • Los labios no sufren heridas ni se notan sobresaliendo hacia delante de forma antinatural gracias que los brackets van por dentro. Esto es algo habitual en los brackets normales colocados en la cara externa del diente. Además, en caso de algún golpe en la boca, los brackets linguales no se clavarían contra los labios.
  • Los problemas de higiene bucodental que podemos encontrar en los brackets convencionales se ven reducidos con los brackets linguales. La acción de auto-limpieza de la lengua y la mayor exposición a la saliva reduce la aparición de manchas y acumulaciones bacterianas. Y en caso de que apareciesen, serían menos graves y estarían igualmente ocultas a la vista. Esto favorece el mantenimiento de la buena higiene y salud bucal del paciente durante el tratamiento. De todas formas, tras los tratamientos de ortodoncia se realizan siempre limpiezas dentales profesionales para eliminar todas estas complicaciones de higiene.
  • Los brackets linguales son personalizados y específicos para cada diente.  Esto ayuda a reducir el espacio que ocupan en la boca y a que el arco lingual de unión pueda ejercer las fuerzas de la mejor manera posible.

Desventajas de la Ortodoncia Lingual

Al igual que cualquier otro tipo de ortodoncia, la ortodoncia lingual también tiene sus desventajas. Veamos los contras de los brackets linguales.

  • Suele ser molesta: Puede resultar un poco molesto el hecho de tener los brackets linguales en contacto con la lengua. Aun así, los pacientes se acaban acostumbrando en pocos días, igual que se acostumbran al sistema de brackets tradicional.
  • Es la más cara: Es la ortodoncia más costosa y difícil de realizar, lo que se va a ver reflejado en el precio. Existen opciones más asequibles de brackets estéticos que aunque están a la vista consiguen un efecto muy bueno por menos dinero.
  • Es más difícil encontrar clínicas de ortodoncia lingual: Esta ortodoncia es diferente a las clásicas. Solo los ortodoncistas que formados específicamente para utilizar este sistema podrán usarlo de manera eficaz y segura. Seguramente si estás en una ciudad grande encontrarás clínicas dentales que ofrezcan el tratamiento de incógnito. Si es así, tendrás opciones donde elegir especialistas en ortodoncia lingual. Pero si estás en una ciudad más bien pequeña, con menor número de clínicas, puede que te lleves la sorpresa de que ninguna de las clínicas de tu ciudad utiliza la ortodoncia lingual. Esto es algo a tener en cuenta. Si quieres usar este método, debes mentalizarte de que quizás te toque viajar mucho para cada revisión mensual.

Como ves, la ortodoncia lingual tiene sus pros y sus contras y está en manos de cada paciente el valorarlos junto al dentista y tomar la decisión de usar este tipo de ortodoncia u otro disponible.

¿Cuánto dura la Ortodoncia Lingual?

La duración de la ortodoncia lingual es la misma que con cualquier otro tipo de ortodoncia o incluso algo menor. La media de duración del tratamiento se encuentra entre los 12 y 18 meses. El tiempo de tratamiento siempre va a depender la complejidad de cada caso.

Precio de la Ortodoncia Lingual

Con toda la información sobre este tratamiento, veamos ahora cuánto cuesta la ortodoncia lingual. No todos los ortodoncistas pueden trabajar con la técnica lingual, que es algo más complicada que la tradicional. Los brackets linguales son todos personalizados y a medida para el paciente. Todos estos factores junto con sus ventajas estéticas hacen que la ortodoncia lingual sea la más cara del mercado.

El precio de la ortodoncia lingual suele moverse entre 4.500 – 7.000€. Esto dependerá de la dificultad del caso y la duración estimada del tratamiento.

A continuación tienes más información sobre los precios de los demás tipos de ortodoncia existentes en el mercado y los costes que influyen en estos precios.