Ortodoncia Invisible (Invisalign)

Suele pasar. Los famosos se ponen cualquier complemento y de inmediato todo el mundo se interesa por lo que sea que lleva. Aquí estamos ante un caso parecido. Desde que apareció y que algunos famosos la utilizaron, la ortodoncia invisible ha sido muy demandada por aquellos que necesitan corregir su dentadura.

Hay mucha información por ahí sobre esta clase de ortodoncia, pero aquí te contamos algunos aspectos que te van a ayudar a hacerte una idea de si realmente es lo que estás buscando. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es la Ortodoncia Invisible Invisalign?

Para no extendernos demasiado vamos a decirte lo más básico que debes saber. La ortodoncia invisible no usa brackets. Esta ortodoncia utiliza una especie de moldes transparente de tus dientes, llamados férulas o alineadores.

Esos alineadores son rígidos y van empujando tus dientes para provocar pequeños movimientos. Cada 2 semanas debes acudir al dentista para que te dé otros alineadores nuevos. Así los alineadores se van ajustando a los nuevos movimientos y pueden continuar moviendo poco a poco tus dientes.

Lo de Invisalign es simplemente el nombre de la marca que comercializa este tipo de ortodoncia.

Ventajas de la Ortodoncia Invisible

Seguramente ya te hayas imaginado algunas de las ventajas que tendrías si usas esta ortodoncia en lugar de brackets. Vamos a ver si coinciden con las que te contamos aquí.

Es (prácticamente) Invisible

Uno de los mayores atractivos de la ortodoncia Invisalign es que al ser transparente es realmente difícil percibirla a simple vista. Cuando lleves tus alineadores puestos puedes estar totalmente tranquilo de que tu imagen no se va a ver afectada en absoluto.

Es maravilloso ver cómo tu tratamiento avanza poco a poco y cada día estar mejor. Pero es mejor todavía cuando nadie ve ningún aparato dental en tu boca.

Mayor Comodidad para Comer

En relación con la comida, si utilizas ortodoncia invisible no te vas a ver afectado para nada. Podrás morder y masticar normalmente con tus dientes libres de alambres y brackets. Cuando vayas a comer cualquier cosa, simplemente quítate tu ortodoncia invisible y come normalmente. No es una sugerencia, es una obligación, ya que NO puedes morder ni masticar con los alineadores.

Eso sí, nunca te olvides de lavarte bien los dientes y retirar cualquier residuo antes de colocarte los alineadores.

Facilidad para Mantener la Higiene Dental

Uno de los mayores problemas de los brackets es sin duda el tema de la higiene. Con la ortodoncia invisible no tendrás ningún problema, porque te puedes quitar los alineadores y lavarte los dientes como siempre. Esto ayuda mucho a mantener la higiene bucodental durante todo el tratamiento.

Desventajas de la Ortodoncia Invisible

Ya hemos mencionado las ventajas y seguro que te han parecido muy interesantes. Pero si lo piensas, en algunas situaciones esas ventajas pueden convertirse una molestia. Aquí tienes algunas de las desventajas de la ortodoncia invisible.

No es Válida para Todos los Casos

La ortodoncia invisible solo sirve para casos leves o moderados. El dentista debe valorar tu caso y si es muy complejo es posible que no puedas utilizar esta ortodoncia y tengas que conformarte con los brackets.

La Ortodoncia Invisible solo Trabaja cuando está Puesta

No es una desventaja en sí, esto es algo obvio pero que debes recordar y como no te mentalices tu tratamiento no va a avanzar correctamente. A veces con tanto quitar y poner los alineadores se te puede olvidar que realmente estás realizando un tratamiento de ortodoncia.

Recuerda que la ortodoncia más habitual y más usada es la fija, que tiene los brackets puestos de principio a fin y no se quitan absolutamente para nada. Tú te tienes que quitar la tuya para comer, es decir, varias veces al día. Tienes la ventaja de poder “liberarte” por un rato de la ortodoncia, algo que envidiarán los que llevan brackets. Pero esto no hace que tu ortodoncia sea menos importante o que puedas usar los alineadores cuando te apetezca o cuando mejor te venga.

Recuerda que has pagado (más que si fuesen brackets), porque quieres corregir tu dentadura. Tu dentadura debería estar colocándose sin prisa pero sin pausa, y cada vez que te quites los brackets estás haciendo una pausa. Si quieres que el tratamiento termine correctamente, intenta que esas pausas sean lo más cortas posibles.

Debes estar muy Pendiente de Ella

Cuando tu dentista te dé las instrucciones y normas que debes seguir durante tu tratamiento, te darás cuenta de que debes organizar gran parte de tu tiempo e incluso tus horarios del día a día para poder seguir sus indicaciones.

Aunque tengas la ventaja de poder quitarte los alineadores para comer y lavarte los dientes, debes ser muy estricto con los horarios. Se recomienda que como mínimo tengas la ortodoncia colocada durante 22 horas al día. Debes calcular que esas 2 horas “libres” serían para comer y lavarte los dientes exclusivamente. Así que por más que te quites la ortodoncia para comer, no creas que eso significa que te puedes quitar los alineadores y pasarte 3 horas comiendo.

Al mismo tiempo debes ser igual de estricto con la higiene. Lo primero que debes hacer después de comer es cepillarte los dientes y retirar todos los posibles restos de comida que puedan haber quedado entre tus dientes y encías. Y es que debes tener los dientes totalmente limpios antes de encajar tu Invisalign en ellos. Esto no es un capricho del dentista, es por salud y lógicamente, por estética.

Puede ser muy Molesta si Comes Fuera de Casa

Ya te hemos avisado en el anterior punto. Debes tomarte el tratamiento en serio para cumplir con las indicaciones y que la ortodoncia funcione. Ahora piensa en cómo será cuando tengas que comer fuera de casa. O cuando pases el día en la playa o el campo. O si vas de comida o de cena festiva a algún restaurante.

Sabes que vas a tener que llevar tu kit siempre encima. El kit consiste en una pequeña funda para guardar tu ortodoncia mientras comes. ¿No querrás dejar tu ortodoncia en la mesa junto al pan, verdad? Y también deberás llevar una pequeña bolsita con tu cepillo de dientes, incluso cepillos interdentales o hilo dental. Así podrás retirar correctamente los restos de comida cuando termines.

Obviamente, si es un día puntual se puede perdonar que pases 3 o 4 horas con tu ortodoncia invisible fuera. Pero por ejemplo si comes siempre fuera por trabajo o si haces un viaje de una semana donde comes siempre en restaurantes y de verdad te interesa que tu tratamiento funcione, ya sabes lo que toca.

Por esto, te aconsejamos que le comentes al dentista tus hábitos de comida. Así te podrá aconsejar según tu caso y darte las indicaciones y sugerencias que necesites.

Se Acabó el Picar entre Horas

Esto más que una desventaja es un consejo. Puede que incluso sea una ventaja en caso de que estés siguiendo una dieta. Por poder, puedes comer todo lo que quieras a las horas que quieras, faltaría más. Pero seguramente te dé más pereza tener que quitarte los alineadores y manchar tus dientes solo para picar algo a media mañana o media tarde. Y más sabiendo que luego tienes que lavarte los dientes antes de ponerte de nuevo la ortodoncia.

Precio de la Ortodoncia Invisible

Por si aún tienes dudas sobre ella, aquí te damos el factor definitivo para decidirte y que lo valores bien. La ortodoncia invisible Invisalign cuesta entre 3.000 – 5.500€.

Esto dependerá de la duración de tu caso y el número de alineadores que necesites en total. A más complejo sea tu caso, más caro será.

Nuestra Opinión y Consejos Sobre la Ortodoncia Invisible

El sistema de alineadores realmente supuso una revolución en sus inicios. Se trata de la única alternativa válida a los brackets que todos conocemos. La idea es muy novedosa pero a pesar de ello no está libre de dudas.

Para nosotros, sus ventajas pueden convertirse en desventajas según desde donde se mire. Es muy cómodo poder comer sin ortodoncia. Pero a cambio tienes que estar muy pendiente de organizarte para cumplir con los horarios y obligaciones que trae. Si estas responsabilidades no te importan, elige la ortodoncia invisible sin problema.

También está el tema de que no todos los pacientes pueden usarla. Si solo quieres corregir desviaciones leves y tu caso es sencillo, adelante. Si tu caso es más complicado, el dentista tendrá que valorar la dificultad y puede que te diga que esta ortodoncia no te sirve.

En cuanto al precio está claro que es más elevado que el de los brackets.

Nuestro consejo, si estás dispuesto a pagar el precio, te importa mucho la estética y quieres evitar a toda costa los brackets esta ortodoncia es la tuya. Pero no creas que va a ser tan cómoda como te la pintan por ahí. Aquí tienes algunos detalles más a tener en cuenta para terminar de decidirte.

NO Apta para Despistados

Como ya has leído más arriba, debes ser muy responsable y metódico si utilizas la ortodoncia invisible. Aquí van unas preguntas para meterte en situación: ¿Cuántas veces al año se te olvidan las llaves en casa? ¿Cuántas veces al año buscas tu teléfono con el estómago encogido porque crees haberlo perdido? ¿Cuántas veces al año se te olvida alguna actividad que debes hacer? ¿Cuántas veces vas a un sitio y se te olvida a qué has ido ahí?

Seguro que ya sabes por dónde vamos con estas preguntas. ¿Crees que vas a poder cumplir a diario con los horarios y los hábitos que requiere esta ortodoncia?

¿Puedo Beber Normalmente?

Sí y no. Ya has visto que para comer debes quitarte tu ortodoncia, pero para beber no hace falta. Eso sí, debes tener en cuenta algunas cuestiones. Si es agua no hay problema. No tienes que quitarte los alineadores solo para beber agua. Si son bebidas como el café, sí te lo debes quitar por dos razones. La primera que es suele estar caliente y puede provocar daños en el material de tu ortodoncia. La segunda porque puede ensuciarlo y que deje de ser transparente.

Otra cuestión son las bebidas como el zumo, refrescos o vino. Estas bebidas suelen tener colores muy fuertes además de bastante azúcar, así que será mejor que te los quites también.

Sí, puede parecer una molestia. Pero se supone que has elegido esta ortodoncia en parte porque es transparente y así no se te ve. Pero aunque no fuese el caso, ¿te gustaría llevar los alineadores teñidos con tonos amarillentos o marrones por las bebidas que tomas? Seguramente no.

Según el caso, es posible que algo del líquido se cuele dentro de los alineadores. Si sucede, no debe ser muy agradable convertir tu ortodoncia en un reservorio de las bebidas coloridas que sueles beber. Una solución podría ser ir lo antes posible al baño para al menos echarle agua y retirar los posibles residuos.

No la Recomendamos para Niños

Como habrás entendido ya, la ortodoncia invisible requiere una responsabilidad muy grande para que el tratamiento se lleve adecuadamente. Por eso, seguramente los brackets sean más adecuados para ellos.  Así tendrás la seguridad de que siempre los van a llevar puestos y no tendrás que preocuparse por el quita y pon de los alineadores y los posibles descuidos que puedan tener.