Brackets Metálicos

0

Seguramente estos brackets no necesitan presentación, porque son lo primero que a todos nos viene a la cabeza cuando hablando de ortodoncias; los brackets metálicos. Vamos a centrarnos en los más clásicos, los tradicionales, los de toda la vida que en la actualidad estando siguen muy presentes.

En este artículo te daremos nuestro análisis, los pros y contras de utilizarlos y algunas recomendaciones para que sepas si te convienen o no.

Cuando hablamos de brackets metálicos nos sentimos como si hablásemos de un grupo de viejos rockeros, de esos que nunca mueren y llevan años con nosotros.

Si estás informándote para hacerte una ortodoncia, es casi obligado que sepas lo que aquí te vamos a contar sobre estos brackets fabricados en metal. Sin duda es una opción que siempre debes tener en cuenta.

Ventajas de los Brackets Metálicos

Aunque hay muchas opciones más modernas en el mundo de la ortodoncia, los brackets metálicos siguen siendo una gran alternativa y son de los más usados a día de hoy. ¿Por qué? Aquí tienes algunas de sus ventajas.

Son los Brackets Tradicionales

En estos tiempos modernos donde cada día surgen nuevos avances en casi todos los ámbitos, eso de que sean tradicionales puede no parecer una ventaja ¿verdad? Pues si piensas esto, estás equivocado.

Como suele decirse, la experiencia en un grado, y estos brackets son los más viejos y “expertos” en la actualidad. Piensa que si todavía se siguen utilizando incluso con la cantidad de avances y nuevas técnicas que han salido los últimos años, por algo será.

Y es que estos brackets son los más conocidos por todos los profesionales, los que más estudios tienen, los que más tratamientos han realizado históricamente. Esto quiere decir que siguen siendo los más fiables a día de hoy.  Recuerda que hubo un tiempo en que solo había esta clase de ortodoncia, y todos los casos se trataban con brackets metálicos convencionales.

Por esto mismo, aunque sea un dentista con menos experiencia o un dentista que lleva toda una vida dedicado a este bello trabajo, todos van a saber utilizar esta ortodoncia correctamente. Los nuevos métodos requieren aprenderlos y conocerlos bien, y no todos los dentistas se forman en nuevas técnicas.

Resumiendo, si utilizas estos brackets, puedes estar tranquilo por su eficacia y por los resultados finales que conseguirás.

Están en Cualquier Clínica

Este punto está relacionado con el anterior, donde decíamos que no todos los odontólogos aprenden las nuevas técnicas. Lo que se traduce en que no todas las clínicas dentales utilizan las nuevas técnicas.

Hay quien quiere una ortodoncia específica pero que no encuentra ninguna clínica por su zona incluso por su ciudad que la utilice. Pero con los brackets metálicos no tendrás problema, ya que en cualquier clínica los conocen y los saben utilizar.

Son muy Resistentes

Este punto es importante sobre todo si realizas deportes de contacto donde puedas recibir algún golpe en la boca. Hay brackets fabricados con otros materiales más débiles como el plástico o la porcelana, pero los brackets metálicos son los más resistentes que hay, por lo que es muy difícil que se rompan.

Son los más Baratos

En parte gracias a ser los más clásicos y que hayan surgido tantas alternativas en le mercado, puede que por eso sus precios sean los más “accesibles” para aquellos que necesitan una ortodoncia. Recuerda que estamos hablando de la ortodoncia más básica del mercado, y eso también la convierte en la más barata.

Desventajas de los Bracket Metálicos

Aunque como hemos visto, estos brackets siguen utilizándose hoy en día y todavía tienen algunas ventajas respecto a otros tratamientos más modernos, es innegable que la edad también les pasa factura. Al ser más antiguos también son más rudimentarios y básicos, y eso trae sus desventajas.

Son poco Estéticos

Seguramente ya te habrás fijado en este detalle porque salta a la vista. Los brackets metálicos son poco discretos por lo general. Muchos los temen y quieren evitarlos a toda costa, a otros les da igual, pero está claro que no dejan indiferente a nadie. Cualquiera que te mire va a ver tu ortodoncia en todo su esplendor y sin disimulo alguno.

Pueden ser algo Dolorosos

Los brackets convencionales que usan gomas para unirse al arco de metal, pueden provocar un poco de dolor en el paciente los primeros días después de sus ajustes periódicos. Esto es normal y al final te terminas acostumbrando, pero es algo que está ahí y hay que mencionar.

Son más Incómodos

La higiene con estos brackets es muy pesada y lleva tiempo, dedicación y esfuerzo. Y aun así, por más que quieras evitarlo va a ser algo deficiente comparada con otros tipos de ortodoncia.

Precio de los Brackets Metálicos

No sabemos qué presupuesto tienes o si estos precios te resultan muy baratos o muy caros, pero como ya hemos mencionado más arriba, los brackets metálicos tradicionales son los más baratos hoy en día y suelen moverse entre 1.200 – 2.600€.

Nuestra Opinión y Consejos Sobre los Brackets Metálicos

Esta opinión está enfocada en los brackets metálicos más básicos y tradicionales. En aquellos que todavía usan gomas para sus ligaduras.

Sin duda son unos brackets que han marcado una época en la historia de la ortodoncia y muchos profesionales los van a recordar con cariño el día que dejen de utilizarse. Porque tarde o temprano ese día llegará para dejar paso a lo que consideramos en “nuevo básico” en ortodoncia, los brackets autoligables.

Y es que las gomas tenían su gracia, con los colores y las combinaciones que pedía cada paciente para jugar un poco con su imagen, sobre todo los más pequeños.

Pero reconozcamos que al existir los mismos brackets pero sin gomas, todo son ventajas para el profesional y el paciente.

Mientras llega ese momento en que todos los brackets sean autoligables, los brackets tradicionales siguen siendo totalmente fiables y además, son la opción más barata del mercado.

¿Cuándo me los Recomiendan?

Si quieres gastar el mínimo dinero posible en tu tratamiento de ortodoncia y ya conoces sus ventajas y desventajas, no lo pienses demasiado. Con estos brackets conseguirás los resultados esperados y gastarás el mínimo necesario para hacerte la ortodoncia.

Por el contrario, si te preocupan algunas de sus desventajas, como la estética o la incomodidad, y estás dispuesto a pagar un poco más, es mejor que elijas otras opciones que seguro que te hacen sentir mejor durante todo tu tratamiento.

¿Son adecuados para Niños Pequeños?

Son adecuados para cualquier persona que necesite ortodoncia independientemente de su edad o la dificultad de su caso. Es más, el uso de gomas de colores para los niños suele ayudar a que al menos tengan un pequeño aliciente para acudir a cada revisión y tomársela como un juego con el cambio de colores y combinándolos a su gusto.

Muchas veces los niños le dan menos importancia a la ortodoncia que un adulto. No se preocupen tanto por la estética y son más “maleables” que un adulto, en el sentido de que se terminan a acostumbrando mejor a los hábitos que requiere el tratamiento.

También debemos reconocer que si alguien es propenso a llevarse algún golpe en la boca, seguramente sean los niños. No sería agradable que el niño sufra algún golpe en el colegio o haciendo deporte y tener que acudir al dentista para cambiar el bracket, ¿verdad? Por eso sería recomendable que llevasen brackets fuertes que no se fracturen con facilidad, como es el caso del metal.

Además los padres podrán ahorrar dinero en el tratamiento en comparación con otras opciones que realmente son innecesarias, lo que sin duda muchos agradecerán.

¿Son más Lentos o más Rápidos?

Hay muchas dudas sobre este tema. Unos afirman que los brackets de metal son más rápidos y otros que son más lentos. ¿A quién creer? Vamos a intentar aclararlo.

El metal permite ejercer las fuerzas del aparato sobre los dientes de manera adecuada, lo que en otros materiales menos fuertes llevaría más tiempo por el riesgo de fractura. De todas formas, entre el metal y el zafiro que son los más usados no hay diferencia en cuanto a resistencia y no hay diferencia de tiempo de tratamiento entre los dos. Lo que de verdad marcará una diferencia más llamativa será que usen gomas o sean autoligables (sin gomas). Los autoligables son más eficaces aplicando las fuerzas y por tanto más rápidos.