Brackets Transparentes

0

Es posible que hayas llegado hasta este artículo con la idea de disimular tu ortodoncia lo mejor posible para que pase desapercibida. Seguramente te haya venido a la cabeza la idea de usar brackets transparentes para conseguirlo, y tengas muchas dudas al respecto, ¿cierto?

Si es así, estás en el lugar indicado, porque aquí vamos a aclararte las dudas más frecuentes y te vamos a dar nuestras mejores recomendaciones sobre esta clase de brackets.

¿A qué nos Referimos con Brackets Transparentes?

Esta pregunta es más importante de lo que puede parecer, porque hay bastante confusión al respecto. Suele pasar que muchas veces pensamos en algo y lo llamamos de una manera, pero en realidad nos estamos refiriendo a otra cosa. ¿Cómo? Ahora te lo explicamos.

Cuando hablas de brackets transparentes, ¿te refieres a esto?

¿O a esto otro?

Si te refieres a lo primero, sentimos decirte que eso no son brackets. Esa especie de moldes, fundas transparentes, férulas o como quieras llamarlo, se llaman alineadores. Si es ese el tratamiento que te interesa, te informamos de que se llama ortodoncia invisible Invisalign. Y se trata precisamente una ortodoncia SIN brackets.

En cambio si te refieres a la segunda imagen, ¡acertaste! porque es un ejemplo de brackets transparentes. Si no tienes claro lo que son los brackets tal vez necesites mirar antes este artículo que seguro que te ayuda.

¿Entonces qué son los brackets transparentes? Pues lo que dice su nombre: Brackets que no tienen ningún color. En la práctica son como pequeños cristales colocados en tus dientes y que dejan ver lo que hay detrás, es decir, tus propios dientes.

Ventajas de los Brackets Transparentes

Si el bracket es transparente, se podrá ver el diente que está justo detrás de él. Esto ayuda a conseguir un efecto camuflaje del bracket en tu dentadura, ya que al no tener color propio, sería visto del color del diente que va detrás. De esta manera se consigue disimular enormemente el impacto visual del aparato de ortodoncia a la hora de hablar o sonreír.

Como ves, realmente la ventaja de estos brackets está exclusivamente en el apartado estético. El arco metálico (el alambre que los une) se verá normalmente, pero esto casi no llama la atención.

Tipos de Brackets Transparentes

Podemos diferenciar los brackets transparentes en función de sus materiales o de si utilizan gomas o no. Cada tipo tiene sus virtudes y defectos.

Plástico

Es posible encontrar brackets transparentes de plástico, pero no es lo habitual. Se trata de materiales más baratos y menos resistentes. Además, el plástico va a ensuciarse y perder su cualidad de transparente con el paso del tiempo.

Zafiro

Los brackets de zafiro Son los brackets transparentes por excelencia. El zafiro es un material muy resistente y se mantiene inalterable durante todo el tratamiento.

Autoligables

Estos brackets no utilizan gomas para fijarse al arco de metal. Esto ayuda a mantener aún mejor las ventajas del bracket transparente, ya que las gomas suelen ensuciarse y perder color. Si esto ocurre, el efecto transparente de la ortodoncia en general podría bajar por culpa de unas gomas sucias.

¿Se Ponen Amarillos los Brackets Transparentes?

Aquí hay que hacer algunas puntualizaciones, porque la respuesta rápida sería que depende del material en el que estén fabricados. Como ya hemos mencionado, los materiales para fabricarlos son el plástico y el zafiro.

Si son de plástico se van a poner blanquecinos o amarillos con el paso del tiempo. Los alimentos y bebidas poco a poco irán afectando al plástico y harán que deje de ser transparente.

Al contrario, si están hechos con zafiro, tus brackets transparentes NO se tiñen, ni se ensucian, ni se ponen amarillos. El zafiro es un material precioso que no se altera, por lo que si tus brackets son de zafiro puedes estar tranquilo en este sentido.

¿Precio de los Brackets Transparentes?

Para saber el cuánto cuestan los brackets transparentes debemos fijarnos en el tipo de brackets del que hablamos, su material y su sistema de unión al arco de metal.

Sobre el material, los de plástico son los más baratos, pero realmente se usan muy poco y desde aquí no los recomendamos. Los de zafiro son más caros que los metálicos pero de mucha calidad.

En cuanto a su sistema de unión nos referimos a si utilizan gomas para “ligarse” al alambre metálico o si son autoligables sin gomas. Si son autoligables son más caros.

Para que te hagas una idea rápida de cuánto valen, piensa en un precio entre 2.700 – 4.000€. Puedes ver estas opciones más en detalle y enterarte de sus precios pinchando a continuación:

Nuestras Recomendaciones sobre los Brackets Transparentes

Para terminar este artículo vamos a compartir contigo nuestros consejos y opiniones para ayudarte a decidir si los brackets transparentes son lo que de verdad necesitas.

Elige los de zafiro

Si realmente quieres utilizar una ortodoncia con brackets transparentes, nuestra mejor recomendación es que uses brackets hechos con zafiro. Como hemos explicado, es el mejor material transparente a nivel estético y a nivel de resistencia.

¿Realmente Merecen la Pena?

Tal vez estás dudando entre usar brackets transparentes o normales, y si es así debes tener en cuenta algunos aspectos. Debes tener en cuenta que estos brackets son más caros que los metálicos normales.

Nuestra opinión es que si te preocupa que se vean brackets metálicos en tu boca cuando estés con alguien, los brackets transparentes son una opción ideal para disimularlo. Tienen una buena relación calidad precio y sin duda puedes mejorar la imagen de tu aparato.

Eso sí, para conseguir el mejor efecto sería conveniente elegir los brackets transparentes autoligables (los que no usan gomas). ¿Por qué? Porque las gomas acumulan residuos más fácilmente, se ensucian, se oscurecen y amarillean.

Las gomas están sujetando cada uno de los brackets. Esto significa que aunque el bracket esté impecable y transparente, las gomas que lo rodean pueden estropear el efecto. Si los brackets no utilizan gomas te libras de este problema y tu ortodoncia siempre lucirá impecable y transparente.

Si lo que quieres es que tu ortodoncia pase totalmente inadvertida y que nadie se entere que de la llevas, hay otras opciones de ortodoncia más estéticas todavía, como la invisible o la lingual, pero eso sí, son mucho más caras.

Brackets Transparentes con Gomas de Colores

Hay quien decide ponerse brackets transparentes y utilizar gomas de colores, incluso las va cambiando en cada visita de ajuste en el dentista. Esto es una cuestión personal y cada uno tiene sus gustos. Pero al usar brackets transparentes se supone que el paciente busca disimular el aparato, y como hemos dicho en el punto anterior, para esto sería mejor incluso optar por brackets autoligables sin gomas.

No tendría demasiado sentido utilizar gomas de colores, que llaman mucho la atención, si lo que buscamos es precisamente hacer que el aparato pase desapercibido, ¿verdad?

Pero aun así, si te gusta el efecto y crees que así se refleja mejor tu personalidad no hay ningún problema en usar gomas de colores. Piensa que cada vez que vayas a la clínica dental el dentista te cambiará las gomas, así que puedes ir cambiando y jugando con los colores sin problema de revisión en revisión.

¿Se Pueden usar Brackets Transparentes para Niños?

Sí se puede, pero tal vez se podría valorar si realmente es necesario. Los brackets transparentes son más caros que los habituales y no ofrecen ninguna ventaja más allá de la estética. Si hablamos de un niño pequeño, ¿realmente necesita disimular su aparato?

En adultos suele ser una opción bastante utilizada porque un adulto puede tener unas necesidades y obligaciones sociales y de imagen más importantes que un niño.

También puede ser habitual en adolescentes. Estos chicos se encuentran en edades algo complicadas con respecto a su imagen y estamos en la época de las redes sociales, los selfies y las fotos diarias. Por eso muchos suelen optar por los brackets transparentes si quieren llevar su ortodoncia de manera más discreta.

Pero tal vez en niños pequeños, que solo necesitan ir a la escuela y jugar con sus amigos, no sea necesario disimular tanto su ortodoncia. Los tiempos cambian, pero seguro que todos los adultos que lean esto y hayan llevado o visto llevar ortodoncia a alguien en su infancia no han tenido mayor problema con que fuese metálica. En la actualidad tampoco debería haberlo. Ya tendrán tiempo de preocuparse por la imagen cuando crezcan, eso sí, con sus dientes ya corregidos y sin ortodoncia.