Guía Informativa


Estamos casi seguros de que si estás aquí, buscando información sobre brackets estéticos, es porque te importa tu imagen. Puede que tengas la cabeza llena de dudas y no sepas por dónde empezar. Tal vez hayas leído algo por ahí y todavía sigas sin entender bien la terminología que utilizan unos y otros.

¿Has leído algo por ahí y te han liado con tanta terminología? ¿O has visto que en cada sitio se refieren a cosas distintas cuando hablan de brackets estéticos? Tranquilo, después de leer este artículo vas a tenerlo todo mucho más claro.

¿Qué son los Brackets Estéticos Realmente?

El término «estético» en realidad es bastante genérico y no se refiere a algo concreto en el mundo de la ortodoncia. Esto al final provoca lo siguiente: La persona se hace una imagen de lo que busca en su mente, lo llama brackets estéticos, y luego cuando va al dentista resulta que le hablan de otra cosa diferente.

Aunque te sorprenda, en realidad todos los tipos de ortodoncia son estéticos. Al llamarlos estéticos simplemente nos referimos a que tienen un componente que busca dar algún tipo de imagen o apariencia concreta.

El paciente puede tener la intención la de disimular la ortodoncia, de ocultarla directamente, o de personalizarla para lucirla con orgullo como un complemento. ¿En cuál de esas ideas encajas tú?

Tus Brackets Estéticos Reflejan tu Personalidad

Al igual que tu ropa y todo lo que lleves puesto refleja tus gustos y tu personalidad, con la ortodoncia pasa exactamente lo mismo. No es la ortodoncia, es cómo la muestres al mundo.

Aquí vamos a diferenciar tres posibles situaciones:

  • Primera: Una persona que quiere evitar por todos los medios que los demás vean su ortodoncia. Puede que tenga motivos laborales que le obliguen a guardar una imagen. O puede que simplemente quiera verse guapa y considere la ortodoncia como lo peor.
  • Segunda: Alguien que acepta su ortodoncia y entiende que los demás la van a ver. Pero intenta al menos disimular y mejorar su imagen dentro de lo que esté en su mano.
  • Tercera: Una personas a quien le da igual que los demás vean su ortodoncia. Simplemente la ve como un complemento más a su imagen. Es más, la entiende del mismo modo que unas gafas, un tatuaje o un piercing. Para ella la ortodoncia es una oportunidad más para darse a conocer.

¿Qué Ortodoncia es más Adecuada para Mí?

Siguiendo lo que hemos hablado en el punto anterior, piensa en cuál de esas 3 opciones encajas mejor tú. ¿Lo tienes? Entonces vamos a darte nuestra recomendación para cada una:

  • Si entras en la primera categoría, lo más adecuado para ti sin duda son los brackets linguales o la ortodoncia invisible. Son las únicas opciones que van a permitirte conseguir que realmente nadie se entere de que llevas ortodoncia. Eso sí, prepara tu bolsillo porque son las opciones más caras que vas a encontrar con diferencia.
  • Si encajas mejor con la segunda categoría, lo más adecuado para ti son los brackets de zafiro. Son transparentes y te ayudarán a disimular bastante tu aparato aunque se siga viendo, lógicamente.
  • Si estás más identificado con la tercera categoría, entonces tener libertad total para elegir. Puedes aprovechar para ponerte brackets metálicos normales pero combinar con los colores de tus gomas como quieras e ir variando los colores según te apetezca. Puedes usar brackets de zafiro y combinar con gomas igualmente si te gusta más el efecto. Puedes optar por brackets de porcelana y elegir un color determinado. Las posibilidades pueden ser muchas, así que tú mimo.

Los Brackets se Convierten en un Complemento de Moda

Para este punto hemos dejado las opciones más transgresoras y llamativas. Puedes tomártelas con humor o como fuente de inspiración, aquí no se juzga a nadie. Te las contamos más por curiosidad que por otra cosa, porque no es lo habitual ni mucho menos. Pero para que te hagas una idea de hasta dónde llega el sentido de la estética en ortodoncia, aquí tienes algunas ideas:

Brackets de Oro y Diamantes

Tal cual lo has leído. Para que luego digan que la ortodoncia de por sí es cara. ¿Te imaginas llevar diamantes en tu boca? Pues hay famosos y celebrities que aprovechan la oportunidad de llevar ortodoncia para mostrar su poderío y sus gustos mediante estos materiales. Sí que es cierto que hay casos en los que se utilizan brackets de oro por motivos de alergias a ciertos materiales metálicos, pero por lo general, no se suelen ver.

Brackets Falsos que No se Necesitan

Esto va más allá del tratamiento. Hay quienes no necesitan ortodoncia pero les gusta tanto la idea de llevar brackets personalizados que incluso se los ponen sin necesidad, por pura moda. ¿No hay gafas sin cristales que se usan solo por estética? Pues esto es lo mismo. Estas personas a las que posiblemente les sobre el dinero y el tiempo, acuden a clínicas para hacerse aparatos de calidad, al menos en eso aciertan más que el siguiente y último grupo.

Brackets Caseros

Aquí las modas pueden llegar a tornarse incluso peligrosas. Las ganas que tienen algunos de ver unos brackets en su boca son tan grandes que… ¡hay tutoriales para construir tus propios brackets caseros! ¿Quién podía imaginar algo así hace apenas 10 años?

Desde aquí te decimos que esto es muy mala idea si te interesa la salud. Si lo haces por simple estética, como un juego, te recomendamos que no lo hagas. Si lo haces porque necesitas una ortodoncia y buscas un intento de ahorrar el dinero, o no la puedes pagar, te recomendamos que mejor te ocupes de cómo conseguir el dinero para hacerla en una clínica, como debe ser. Si no, al final lo barato te va a salir muy caro casi con total seguridad.

Nuestra Opinión sobre los Brackets Estéticos

La ortodoncia estética se ha convertido poco a poco en un reflejo de por dónde evoluciona la sociedad de hoy. Antes era un tratamiento con el que «tenías que aguantarte». Ahora ha ido adaptándose a los tiempos hasta el punto de conseguir ocultarse a los ojos de los demás.

Eso hace que cada vez más personas se animen a utilizar ortodoncia. Y además los nuevos sistemas son realmente beneficiosos y cómodos tanto para el profesional como para el paciente.

De todas formas, no debemos olvidar que el principal motivo para hacerse una ortodoncia es la salud. Y que si antes podía haber cierto reparo a ponerse brackets por el tema de la estética, ahora ya no debería haber excusas para no hacérsela, ¿no crees?

Brackets Estéticos