Brackets Metálicos

0

Si se habla de brackets, seguro que la primera imagen que le viene a la cabeza a la mayoría de la gente son unos brackets metálicos ¿Verdad? Y es que son los brackets más utilizados tradicionalmente en tratamientos de ortodoncia y los que más se han visto en los aparatos de “toda la vida”.

En el ámbito de la odontología y concretamente de las ortodoncias los brackets han evolucionado mucho. En la actualidad se utilizan muchas técnicas diferentes y los brackets se fabrican con muchos materiales, pero los metálicos siguen estando muy presentes y se siguen usando en muchos casos.

¿Qué son los Brackets Metálicos?

brackets metalicosLos brackets metálicos son unos brackets fabricados con acero inoxidable en la gran mayoría de los casos, que dependiendo de su tipo pueden usar ligaduras externas (también llamadas activas) o ser autoligables como veremos más abajo en los tipos de brackets de metal del mercado.

El acero inoxidable, habitualmente recubierto con TiO2 + Ag (óxido de titanio + plata) ha demostrado tener propiedades antiadherentes y antibacterianas, lo que favorece enormemente el mantenimiento de la salud e higiene bucodental durante el tratamiento de ortodoncia.

Además, los brackets metálicos suelen ser los que mejores resultados ofrecen en la mayoría de los casos. Los brackets estéticos no siempre son recomendados para según qué circunstancias, pero los metálicos nunca tienen ninguna objeción respecto al caso a tratar. Por decirlo así, siguen siendo el valor más seguro para tratar cualquier problema que requiera ortodoncia.

A lo largo de los años muchas personas temían el tener que utilizar brackets porque imaginaban su apariencia con una dentadura metalizada y muy poco estética, pero en la actualidad las cosas han cambiado mucho y los brackets metálicos ya no son solo cosa de niños y adolescentes.

A continuación puedes observar una galería de imágenes de brackets metálicos para que te hagas una idea de cómo son y el efecto que producen:

  • brackets metalicos convencionales
    Brackets metálicos convencionales

¿Cómo Funcionan los Brackets Metálicos?

El funcionamiento de los brackets metálicos es similar al de cualquier otro tipo de bracket. Si quieres saber más sobre cómo trabajan, esto es algo que hemos explicado más detalladamente AQUÍ.

¿Cómo se Ponen los Brackets Metálicos?

Los brackets metálicos se colocan de la misma forma que cualquier otro tipo de brackets. Si quieres leer más información sobre el procedimiento de colocación de los brackets puedes pinchar AQUÍ.

Ventajas y Desventajas de los Brackets Metálicos

Como ya hemos visto, los brackets de metal son uno de los tratamientos más utilizados hoy en día. Para saber por qué, a continuación puedes ver las ventajas de los brackets metálicos respecto a otros brackets:

  • Precio: Sin duda la principal ventajas de los brackets metálicos es el precio, ya que son la modalidad de ortodoncia más barata que se puede encontrar en el mercado.
  • Resistencia: Aunque han surgido muchos materiales diferentes sobre todo para mejorar la estética, los brackets de metal siguen siendo posiblemente los más duros y resistentes a golpes, humedad y oxidación.

Como en todo, estos brackets también tienen sus inconvenientes. A continuación tienes las desventajas de los brackets metálicos más claras:

  • Estética: La imagen del aparato de metal en los dientes no es precisamente la más estética y disimulada. Muchas personas huyen de esta idea y prefieren buscar opciones más estéticas que los brackets de metal aunque resulten más caras.
  • Tratamiento: La ortodoncia con brackets de metal tiene unos grandes resultados y por eso se sigue usando hoy en día para tratar casi cualquier problema. Aunque también hay que decir que la duración del tratamiento con brackets de metal convencionales será más larga que con otras opciones. Además si son brackets normales con las ligaduras externas que ya hemos explicado más arriba, tendrás que realizar más revisiones periódicas en el dentista y estas serán más largas que con otros procedimientos sin ligaduras.

Cómo Cuidar y Limpiar los Brackets Metálicos

Los brackets metálicos necesitan los mismos cuidados tanto de limpieza e higiene como de mantenimiento que cualquier otro tipo de brackets. Para más información sobre el cuidado de los brackets puedes pinchar AQUÍ.

Tipos de Brackets Metálicos

Entre los brackets fabricados en metal que podemos encontrar en el mercado podemos descubrir algunas diferencias en cuanto a su funcionamiento o su estética. A continuación puedes ver los diferentes tipos de brackets metálicos más utilizados en la actualidad:

  • Brackets Metálicos Convencionales: Son los brackets tradicionales. Utilizan ligaduras externas mediante gomas o uniones metálicas muy finas para sujetar el arco metálico que los une.
  • Brackets Metálicos Autoligables: Son brackets más avanzados que NO utilizan ligaduras externas con gomas o uniones metálicas, sino que por su diseño se “autoligan” al arco de metal con un clip sin necesidad de otro elemento externo, lo que supone una gran ventaja para el procedimiento en muchos factores. Más información sobre los brackets autoligables AQUÍ.
  • Brackets Metálicos Mini: Se trata de mini brackets de tamaño reducido entre un 30 – 40% con respecto a los convencionales. Pueden ser de ligaduras externas o autoligables y al ser más pequeños tienen algunas ventajas: Son más estéticos al ocupar menos espacio en los dientes. Molestan menos en la boca al paciente y facilitan la higiene y mantenimiento del aparato.
  • Brackets Metálicos de Colores: Suelen conocerse también como brackets metálicos estéticos, aunque realmente son iguales que los brackets convencionales. La diferencia está en que utilizan gomas de colores para las ligaduras y esto es lo que realmente hace que se vean con colores, ya que los brackets en sí mismos son de color metálico normal.

Precio de los Brackets Metálicos

A la hora de calcular el presupuesto para saber cuánto cuestan los brackets metálicos hay que tener en cuenta una serie de aspectos como la dificultad del caso, que influirá en el tiempo estimado de duración del tratamiento y el número de visitas periódicas para revisión y ajuste del aparato.

También hay que tener en cuenta el número de dientes a tratar y por tanto el número de brackets que se necesitarán, si es solo en una arcada (superior o inferior) o en las dos, los elementos que necesitará el aparato dental, etc.

Teniendo esto en cuenta y para hacernos una idea aproximada del precio de los brackets metálicos, por demos estimar que suele moverse entre los 1.200 – 2.600€ para todo el tratamiento, aunque como siempre decimos, dependerá de la clínica y el caso del paciente en cuestión.

A continuación puedes ver más información sobre los precios de otros tratamientos de ortodoncia que puedes tener en cuenta para ti.

 

Fuentes de interés:

error: Content is protected !!